Tras lo ocurrido el pasado sábado en Leeds, donde hubo nulo técnico entre Josh Warrington y Mauricio Lara en combate de revancha, la gente daba por hecho que habría tercera parte en unos meses.

Sin embargo, las imágenes que han salido a la luz del corte del mexicano no invitan al optimismo, con una enorme herida que requerirá de una lenta recuperación. Los continuos cabezazos del británico acabaron abriendo toda la parte superior de un ojo del visitante, ante la pasividad arbitral, y la pelea, segunda entrega entre ambos tras la paliza sufrida por Warrington en febrero, no pasó del segundo asalto. «Cabezazo accidental», se dice, tras seis intentos anteriores de entrar con la testa al rostro de Lara.

Sea como fuere, la idea de una trilogía inmediata tampoco entra en la mente del de Leeds, que ya ha dicho que Lara, cuando se reponga, tendrá que esperar. La idea que manejan desde Matchroom, su promotora, y el propio excampeón mundial es la de debutar en Estados Unidos antes de que acabe 2021. Además, la empresa de Eddie Hearn ha cancelado un par de shows en el país americano en las últimas semanas, con lo que quiere acallar las críticas de que su proyecto al otro lado del charco estaba herido de muerte.