Emilio Marquiegui
@EmilMarquiegui

El nuevo campeón de España del peso superwélter José «Sombra» Suero (7-0-1, 3 KO) está pletórico. Tras un rotundo combate ante el navarro David Soria, se proclamó titular nacional anoche en el Navarra Arena de Pamplona, dando cierta sorpresa.

Después de la contundente victoria de Soria ante Gurría, la experiencia y el pelear en casa, la condición de favorito era para el navarro ante el vigués. Pero en un combate recio y franco entre ambos, llegó una acción de acorralamiento en el tercer asalto por parte de Soria, y Suero, en las cuerdas, sacó un croché corto a la contra que desenchufó al ya excampeón (en la foto).


Nos hablaba recientemente sobre la estrategia preparada de combate, pero la cumplió a medias, ya que no solo ganó por el contragolpe, como anunciaba, sino también pasó al ataque en varios momentos de los escasos seis minutos y veinte segundos de pelea.
«Nunca te esperas este tipo de combate, al final surge así».

También el navarro llegó con alguna mano clara, «no noté las manos de Soria, no pasé aprietos».

Está muy contento y se acuerda de los que le han apoyado: «Le dedico el triunfo a mi familia, a mis amigos, compañeros, a todo mi equipo y a mi entrenador». Y por delante a su sobrinita de seis meses Mariana, cuyo nombre llevaba en el calzón.

Por ahora no hay planes, pero sí deseos: «Esta semana me la tomo de descanso y el lunes siguiente vuelvo al gimnasio. No tengo ningún plan, pero le daría la revancha a David Soria».

Su entrenador Manolo Jiménez se siente feliz: «Salió el trabajo como habíamos planteado. Pensaban que Jose era un plato fácil, pero de eso nada, sabía que iba a aprovechar la oportunidad. Es un púgil humilde y sabe dónde debe estar».

Y quiere recalcar la deportividad de David Soria: «Es un fenómeno, vino a felicitarnos con la familia. Un gran gesto».