Darío Pérez
@Ringsider2020

Se ha sabido que la IBF había ordenado hace unos días una eliminatoria mundial, para quedarse el número uno de sus listas a la espera del esperadísimo Tyson Fury-Anthony Joshua y ver qué ocurre con el ganador, que previsiblemente atesorará los cuatro cinturones de la categoría.

Los contendientes eran los estadounidenses Charles Martin (28-2-1, 25 KO), excampeón mundial «por accidente», y el por muchos infravalorado Michael Hunter (19-1-1, 13 KO). Martin es el número dos en las listas tras el campeón Joshua y un vacante puesto inicial, Usyk es el tres (pero es aspirante al WBO interino) y Hunter el cuatro.

Más allá de lo cuestionable de tener a un púgil como Martin, con menores méritos que muchos para ese puesto, como el segundo púgil del mundo, la seriedad a la hora de seguir las listas es algo muy positivo respecto a la IBF, además de prescindir de interinidades, regularidades y demás campeones de serie B.

El veterano Martin, sin embargo, sorprendía al renunciar al combate contra Hunter, según se anunciaba hace unas horas. Y el quinto en la lista es el croata Filip Hrgovic (12-0, 10 KO), del que hace poco comentábamos en ESPABOX sus planes más inmediatos.

Sin embargo, su idea de pelear contra Bakole podría cambiar ipso facto ante esta posibilidad, mucho más atractiva deportivamente, de acercarse al título mundial en 2021, mirando de reojo a Fury y a Joshua desde el escalafón inmediatamente inferior. De entrada, Hunter ya ha dicho que esta pelea le encantaría.