Daniel Pi
@Bastionboxeo

Es común y razonable que en su primera defensa voluntaria un monarca no se mida al mejor retador posible, más aun cuando se ha tenido que recuperar de una lesión en la mano que le ha obligado a pasar por el quirófano y a estar un año inactivo. De todos modos, el encuentro que disputará el titular WBO del peso supermedio Gilberto Ramírez (34-0, 24 KO) ante Max Bursak (33-4-1, 15 KO) parece estar totalmente decantado del lado del mexicano, tanto que se llegan a pagar 17 euros por la victoria del retador y un céntimo por la del monarca.

Exceptuando su enfrentamiento ante Maxim Vlasov, Ramírez ha dominado con enorme solvencia prácticamente todas sus peleas, incluida la que le coronó ante Arthur Abraham, campeón en dos divisiones y con una veintena de peleas mundiales pero que no fue rival en absoluto para el invicto “Zurdo”. Este espigado boxeador de 1,89m de altura y 1,91m de alcance posee una gran habilidad para desplazarse por el ring sin perder el orden táctico y para imponer con elevada frecuencia su mejor ataque, el uno-dos-hook, por lo que, a pesar de la sencillez aparente de su boxeo, resulta una amenaza para cualquier rival.

En cuanto a Bursak, su oponente este sábado, si bien llegó a ser campeón de Europa y anteriormente había tenido una buena racha, hace mucho tiempo que pasa por una cierta crisis de resultados. Y es que, desde que venció por la mínima a Nick Blackwell (que incluso lo derribó) en septiembre de 2013, el ucraniano no ha vuelto a sumar una victoria destacable, cayendo ante Jarrod Fletcher, ante Martin Murray ampliamente y, por último, ante el australiano Zac Dunn, aunque con cierta polémica. En cambio, sus victorias han llegado ante púgiles muy modestos, ante los cuales, igualmente, no mostró ni el mejor ritmo combativo, propio de su agresivo estilo, ni destreza defensiva.

Así, aunque la falta de ring y la convalecencia pueden haberse cobrado un precio en el rendimiento del campeón, Ramírez no debería tener problemas para deshacerse de Bursak que, del mismo modo, no pisa un cuadrilátero en más de un año. Dado que el retador genera bastantes facilidades con su avance frontal, Ramírez debería poder hacer valer su ventaja física para anotar sin problemas sus directos y controlar desde la distancia larga a su contrincante, que sólo tendrá posibilidades si se muestra muy tenaz, se mantiene en la distancia corta o media-corta y usa sus poderosos ganchos al cuerpo, algo que parece improbable teniendo en cuenta la habilidad del mexicano con el boxeo dinámico.

Precisamente, este mismo sábado se producirá también la eliminatoria WBO del peso supermedio entre Arthur Abraham y Robin Krasniqi para decidir al próximo retador oficial del monarca. Con todo, Bob Arum asegura que, si Ramírez sale con el brazo en alto ante Bursak, conseguirá que en su próxima subida a un ring se mida al número 1 del ranking Jesse Hart (perteneciente a la escuadra de Top Rank), considerando el veterano promotor también plausible un enfrentamiento ante Gennady Golovkin si éste no logra pactar un choque ante “Canelo”.

  • Rafael

    No sé cual es el auténtico nivel de este chico todavía yo ví la velada esa donde ganó a Abraham que fue en el Pacquiao vs Bradley y la verdad que no me llamo demasiado la atención vi a un Abraham muy diferente de lo que ha llegado a ser y que fue al matadero por medio millón que le dio el viejo

  • Miguel Ramirez Artiles

    El Bob Arum manipula hasta los rankings, la WBO y a los boxeadores, lo de Abraham aunque tenga 36 años en su pelea fue de chiste, sin lanzar apenas golpes, con tal de que los suyos sigan sacando defensas penosas, este Burzak no es digno de disputar un título mundial, así le llaman Gilbulto Ramírez y eso que técnicamente es bastante bueno pero el viejo rata le tendrá así hasta los 30 por lo menos, ahí anda Crawford que no sé enfrenta a nadie decente… Bueno, Félix Diaz algo más pero ganará como hizo contra Gamboa…

    • Rafael

      La otra mitad de la WBO los japoneses en los pesos pequeños también alguna que otra localía puertorriqueña y Fran Warren que ha hecho con el título suoerwélter y mediano lo que le ha dado la gana.