José Manuel Moreno
@josemorenoco

Decepción. Esa es la palabra que define el sentimiento en Top Rank y en la cadena HBO al conocerse hoy la cifra aproximada de ventas de PPV de la pelea del pasado 12 de abril entre el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Timothy Bradley. Entre 750.000 y 800.000 a falta de ajustar de forma definitiva la cifra. Unos cien mil menos que el primer combate entre ambos en 2012 cuando el número de ventas ascendió a 890.000.
«Estamos decepcionados», ha reconocido Bob Arum. La recaudación asciende por este concepto a unos 35 millones de euros.
Una comparación: el Pacquiao-Márquez IV ascendió a algo más del millón de ventas. «Cuando no hay un mexicano o un latino por medio, es difícil llegar al millón» ha asegurado el octogenario promotor.
Ahora falta saber en los próximos días las ventas del Mayweather-Maidana del pasado 3 de mayo, pero todo parece indicar que este combate sí alcanzó y superó el millón de ventas, como en todas las peleas de «Money» Mayweather.