El campeón mundial WBC del peso pesado, Deontay Wilder, realizó unas sorprendentes declaraciones días después de empatar ante Tyson Fury. “Mucha gente no sabe que doce semanas antes del campamento me rompí el brazo. Tuve una operación y todo. No quiero poner excusas. Pero todo el campamento apenas pude sacar golpes”, declaró Wilder.