Daniel Pi
@BastionBoxeo

En la noche del sábado, Matchroom Boxing organizó en el O2 Arena de Londres (Reino Unido) un evento en modalidad de pago por visión encabezado por dos enfrentamientos del peso pesado. En uno de ellos, el estelar, el exretador mundial Dillian Whyte (24-1, 17 KO)(en la foto a la izquierda) venció por decisión unánime al exmonarca Joseph Parker (24-2, 18 KO), padeciendo ambos boxeadores knockdowns, mientras que en el otro, el semifondo, el veterano Dereck Chisora (29-8, 21 KO) se impuso a Carlos Takam (35-5-1, 27 KO) con un KOT en el octavo episodio de una espectacular pelea.

Rozando el mundial
Tras un primer asalto en el que Parker pareció querer evitar dar la sensación de que volvía a apoyarse en un planteamiento defensivo, éste padeció un muy cuestionable knockdown en el segundo round, ya que un choque de cabezas (sucedido por un gancho al torso) fue el causante de la caída. Aun así, hubo cuenta y Parker no la protestó, si bien ésta seguramente trastocó sus planes. En cualquier caso, aunque Parker técnicamente es superior y ofreció algunas buenas esquivas, acertados jabs y contundentes puños, ajustando varios asaltos, Whyte impuso continuadamente sus toscos golpes de poder curvos para impresionar a los jueces y adelantarse en las tarjetas. Además, en el sexto asalto puso a Parker en algunos apuros, logrando derribarlo en el noveno episodio cuando conectó un gancho zurdo brutal tras bloquear un uppercut diestro.

Pese a ello, el neozelandés resistió, llegando totalmente agotado Whyte a los últimos asaltos. Así, tras ser estremecido el local por un uppercut en el undécimo y por una derecha en el último, otro recto diestro tumbó a Whyte, que terminó el combate agarrándose totalmente a la desesperada. Con este triunfo, que llegó por cartulinas de 115-110, 114-111 y 113-112, Whyte queda a la espera de que su promotor, Eddie Hearn, le consiga una oportunidad mundialista, que estará condicionada por si hay acuerdo o no entre Joshua y Wilder.

Formidable batalla
Aunque Chisora pasó por graves apuros en varios momentos de la pelea ante Takam, pareciendo que podía caer o padecer la intervención arbitral, éste ofreció una resistencia épica para mantenerse en la lucha, intercambiando golpes con su rival de forma constante. Pese a los durísimos cruces, en los que ambos se llegaron con mucha potencia, Takam, por frecuencia, claridad de golpeo y contundencia, estaba imponiéndose cuando en el octavo asalto un swing diestro lo tumbó, siendo derribado nueva y definitivamente en la reanudación por otra derecha curva abierta. De esa forma completó Chisora una gran remontada en la que se está considerando ya como una de las peleas de la temporada, actuación que debería garantizarle al veterano exretador mundial alguna buena oportunidad a pesar de que su mejor momento quedó atrás hace mucho tiempo.