Ayer se celebró una velada en el Campo San Andrés de Málaga con tres combates profesionales a seis asaltos.

En el peso superpluma, el vallisoletano Salvi Jiménez (7-0, 1 KO) se impuso claramente por puntos en decisión unánime al venezolano Hermin Isava (10-29, 5 KO).

El inglés Macce Ruegg (5-0, 0 KO), en el mejor combate de la noche, en el peso ligero, se impuso en una pelea muy competida al también venezolano Dionis Martínez (9-21-3, 4 KO), mientras que el supergallo malagueño Baldo Mira (8-0, 2 KO), al que se le notó la inactividad de año y medio, venció por decisión técnica en el sexto asalto al nicaragüense Joel Sánchez (4-19-1, 2 KO), dado que se cortó accidentalmente el español y los jueces le dieron el triunfo por puntos hasta ese momento.