Carlos Lavín

La resaca de la reválida de un Europeo. Sergio García (29-0-0, 13 KO) le dio al boxeo cántabro y español una de sus noches más hermosas, derrotando por decisión unánime en el apabullante O2 Arena londinense al inglés Ted Cheeseman (15-1, 9 KO), y renovando su título de monarca continental superwélter.

El boxeador del Kronk-Maravilla Box volvió a brillar conducido por su esquina, para superar con autoridad, inteligencia y solvencia todas las dificultades que ofrecía el púgil británico.

Víctor Iglesias relató en el deportivo radiofónico cántabró La Farola, todo lo concerniente al combate. Un después para una noche inolvidable.

Misión cumplida: “Hemos cumplido el objetivo, no se puede haber hecho mejor. Si de algo puedo sentirme satisfecho es de que acerté con la estrategia y de cómo la ha llevado a cabo mi boxeador”.

Desarrollo: “En el primer asalto he visto que nuestro rival salía como esperábamos. A medida que transcurría el combate las cosas iban muy bien para nosotros, pero no sabíamos si ellos se guardaban algo. En los asaltos finales, le han dicho en su esquina que el combate estaba perdido y que tenía que buscar el nocaut. Le tengo que reconocer su valentía y su dureza, pero eso nos ha abierto todavía más la puerta para meter manos y golpearle”.

Ted Cheesman: ”Hay que alabarle, pero creo que le han puesto en una carrera demasiado rápida para él. Es un boxeador muy fuerte y duro que tiene madera de sobra para hacer cosas grandes. Nos ha estado buscando hasta el final”.

El mejor combate: “No se si hemos hecho el mejor, pero sin duda lo hemos hecho en el mejor sitio y sobre todo ha sido la pelea más importante de cara a ser alguien en este deporte. Ahora toda Europa está hablando de Sergio García”.

Sergio García: “Me ha gustado en todas las facetas y en todas las fases de la pelea. Cuando viajamos a Inglaterra le pasé una lista sobre la estrategia con diez tácticas, y él las ha cumplido y las ha llevado a cabo. Ha estado perfecto, ha sido un pedazo de boxeador que puede ganar a cualquiera”.

Cimiento físico: “Sergio es un portento, creo que eso se gana como lo gana él, corriendo todas las mañanas y metiendo muchos años de entrenamiento con la disciplina y el compromiso con que él se lo toma.”

Puntuaciones: “Cuando oí la primera puntuación 115-114, temí la encerrona y el robo del cinturón. Yo creo que el juez italiano no estuvo en el combate. Luego, cuando salió el doble 119-109, pensé en el gran paso para Sergio, el gimnasio y para mi como entrenador”.

Ingleses: ”Nos han tratado con mucha corrección. Aquello es otra liga, es impresionante como lo organizan todo. Son correctos pero no son nada cálidos. Para ellos, íbamos de víctimas, éramos un puro trámite y daban por hecho que nos iban a ganar”.

Futuro: “Esto es boxeo, puede pasar cualquier cosa. Junto a nuestra promotora Maravillabox estudiaremos todas las ofertas y veremos cual es el camino a seguir”.

Recibimiento: “Hemos recibido el apoyo de mucha gente. Hasta Londres  viajaron más de 200 personas, y sabemos que han seguido la pelea desde muchos rincones de Cantabria y de España. Esperaba el recibimiento porque me habían avisado, sino hubiera sido una sorpresa mayúscula.  Fue muy bonito ver tanta gente esperando en el aeropuerto y quedará siempre en nuestro recuerdo”.

Felicidad: “He reflexionado con mi equipo sobre la cota que hemos alcanzado. En Cantabria nadie había conquistado Europa y lograrlo es un orgullo enorme como entrenador y nos pone donde siempre habíamos soñado estar”.

Unión esquina: ”El Kronk es una piña. Nos llevamos muy bien. Iñaki y Tato han estado conmigo desde el principio, y es justo que sigan con nosotros. Necesitamos al lado gente que queremos”.