Corresponsal Espabox

El tricampeón de España del peso supermedio Ronny Landaeta (16-0, 11 KO), supo mantenter su otro título, el Internacional de la IBF tras derrotar por KO en el séptimo asalto al portugués Bruno Tavares (12-2-1, 2 KO). Fue el combate de fondo de una velada celebrada en el Polideportivo Ciudad Jardín de Málaga ante unos 1.100 espectadores, organizada por World Factory Events.

La pelea estelar fue dura e incómoda para Landaeta, dado que Tavares plantó cara y ganó el segundo y sexto asaltos, pero los pegadores como Ronny sacan una mano y solucionan los problemas, como hizo el hispanovenezolano en el séptimo round, escuchando la cuenta completa el púgil luso. No lució Landaeta pero consiguió un buen triunfo que es lo importante.

En el mejor combate de la noche, el ligero malagueño Samuel Molina (7-0, 3 KO) se impuso por decisión unánime a los puntos al brillante púgil italiano Giuseppe Carafa (9-2-1, 1 KO). Un combate intenso, donde Molina demostró ser un púgil de futuro con una de las mejores técnicas del panorama nacional. El italiano también mostró una excelente imagen, pero los jueces dieron el triunfo a Molina con tres justas puntuaciones de 78-72.

Otro buen combate fue el del supergallo Baldo Mira (4-0, 2 KO), que derrotó por KOT en el tercer asalto al hondureño Edwin Barrera (3-5, 0 KO). Fue muy superior y en la esquina lanzaron la toalla en dicho round.

El colombiano residente en Málaga Christopher Mena (2-2-1, 2 KO) se impuso por KOT en el quinto round al malagueño Alejandro Mostazo (3-5, 1 KO), con una victoria muy clara en el peso supermedio.

Juan Francisco Ruiz “Tornado” (3-0, 0 KO) venció por puntos al francés Fabrice Julien Dane (0-7) en un mal combate a cuatro asaltos en el superwélter.

No fue bueno tampoco el combate entre el rumano Catalin Paraschiveanu (17-1, 5 KO) y el malí residente en Madrid Mamadou Goita (5-8-1, 0 KO), con victoria para el primero por puntos en decisión mayoritaria tras seis asaltos en el peso medio. Mucho respeto y pocas manos claras.