El americano Riddick Bowe (43-3, 33 KO) fue uno de los pesos pesados más carismáticos de la década de los 90, recordado principalmente por su trilogía con Evander Holyfield (en la foto).

Además, fue campeón mundial por los cuatros organismos (WBC, WBA, WBO e IBF).

Sus problemas económicos hicieron que peleará en una segunda época, sumando tres combates en 2004, 2005 y 2008.

Este año, intentó sin éxito dedicarse al Muay Thai, donde perdió de manera estrepitosa pero se llevó una bolsa de 100,000 dólares.

A sus 45 años, va a empezar en el mundo del wrestling, donde entrenará con Tommy Dreamer, un respetado campeón conocido por su estilo Hardcore. Bowe señaló que le gustaría pelear con el mítico Hulk Hogan.