Manuel Valero
@Manu_Valero

Javier García Roche (19-5-1, 12 KO) volverá los cuadriláteros tras más de un año y medio de inactividad, afrontando una interesante pelea con Sergio Fernández (8-0-1, KO). El asturiano expondrá por primera vez el título de España del peso medio que conquistó el pasado 15 de febrero al derrotar por puntos a José Miguel Fandiño, buscando “El Chatarrero” proclamarse campeón nacional en una segunda categoría.

“Javi nunca se ha retirado, ha estado fuera de los rings porque tiene muchas obligaciones extradeportivas, con sus empresas, su compromiso social con los animales, etc. No puede entrenar lo que necesita para afrontar los combates que él espera, frente a rivales que le supongan un reto. Desde enero está entrenando bien, esta no es una vuelta para una sola pelea, la idea es tener una continuidad y realizar otro combate más antes de que acabe el año”, declara Javier Gallego, mánager de García Roche.

“Nosotros propusimos esta pelea para hacerla en Barcelona, pero Sergio Fernández no quiso venir aquí, y como tenemos una buena relación con Néstor Domínguez (mánager de Sergio Fernández), decidimos ir a Asturias. A Javi le gustan los retos, incluso le gustaría pelear en el peso supermedio algún día”, cuenta Javier Gallego (a la izquierda en la foto) sobre cómo se cerró este combate.

“Somos muy optimistas. Esperamos una pelea difícil, es un campeón joven y con ganas. Nosotros utilizaremos la experiencia, Sergio Fernández no va a hacerle a Javi lo que no le hayan hecho Kerman, Dinky y otros. También sabe lo que es boxear con el público en contra, como le ha ocurrido en Bilbao. Intentaremos terminar la pelea antes del límite para que luego no haya sorpresas”, dice Javier Gallego sobre el combate que esperan el 7 de junio.

“Siempre le he dicho a Javi que él era boxeador para hacer más de lo que ha hecho. Está claro que no es un portento técnico, pero tiene una fortaleza física notable. Ha sido un boxeador muy difícil de gestionar por su forma de ser. Creo que podría haber disputado un europeo, y quizás ese fenómeno mediático que le ha rodeado desde hace unos años le ha perjudicado en su carrera deportiva, pero así es él para lo bueno y para lo malo”, asegura el mánager de García Roche.

Es conocida la animadversión de García Roche por la Policía, cuerpo en el que trabaja Fernández, lo cual ha suscitado diversos comentarios desde que se anunciase la pelea. “Nosotros dirigimos la carrera de muchos boxeadores y no podemos controlar sus opiniones, yo tengo que preocuparme de conseguirle las mejores oportunidades”, asevera el manejador catalán.
El combate se disputa el próximo viernes 7 de junio  en el Palacio de los Deportes de Oviedo.