Daniel Pi
@BastionBoxeo

Aunque los días 30 y 31 de diciembre, respectivamente en Japón y en China, además de ponerse el punto y final a la temporada boxística, se vivirán unas de las jornadas de mayor interés del año en las divisiones más ligeras, resta un campeonato mundial del máximo relieve en las categorías de menos peso para el que no tendremos que esperar tanto.

Y es que, este jueves, en un ring ubicado al aire libre en la ciudad de Chonburi (Tailandia), el boxeador que más méritos acumula en el peso mínimo, el monarca mundial WBA de dicha división Thammanon Niyomtrong (18-0, 7 KO), más conocido por su apodo promocional Knockout CP Freshmart, disputará una dificilísima revancha ante el temible excampeón mundial nicaragüense Byron Rojas (25-3-3, 11 KO), el boxeador ante el que se coronó en junio de 2016 y con el que se volverá a ver las caras en uno de los tres mejores encuentros posibles que se pueden desarrollar en los 47,6 kg.

Para ilustrarlo, se debe señalar que según el ranking Transnacional Niyomtrong y Rojas son el 2º y el 3º en la división, al igual que en la clasificación de The Ring, mientras que para ESPN estos son 1º y 4º y para BoxRec 2º y 6º. Así, dado que el peso mínimo no es tan seguido como otras divisiones superiores y es difícil poner en adecuado valor sus mayores encuentros, sólo hace falta imaginarse a dos de los nombres de la cúspide de cualquier otra categoría pugnando entre ellos para entender el relieve de este duelo de desquite.

Dado que su compatriota Moonsri, con el relato del récord de imbatibilidad, ha convencido a muchos analistas de que es inamoviblemente el mejor de la división, no queda muy claro qué es lo que necesita hacer Niyomtrong para que le otorguen por consenso el número 1 de la categoría, habiendo vencido en los últimos dos años y medio a cuatro de los mayores exponentes del peso mínimo. No obstante, si vuelve a vencer a Rojas debería dar un golpe definitivo en la mesa para mostrar que es el mejor por logros y por boxeo y no por unos números en un récord.

No lo tendrá nada fácil ante Rojas, púgil muy fuerte, que se proclamó campeón del mundo venciendo como visitante en Sudáfrica al excelente titular mundial en dos divisiones Hekkie Budler y que ya ajustó al máximo las cartulinas en el precedente enfrentamiento ante Niyomtrong. Asimismo, habiendo estado aguardando esta nueva oportunidad mundialista más de lo esperado, y sabiendo que el paso del tiempo se cobra un precio enorme en las divisiones más ligeras y que no puede permitirse otros dos años para perseguir una nueva pelea titular, Rojas debería ofrecer un tremendo esfuerzo.

Por otro lado, como el precedente enfrentamiento prometía muchísimo y terminó siendo una completa decepción, ya que estuvo lleno de agarres y no hizo honor al boxeo agresivo y entretenido que caracteriza a estos dos púgiles, seguramente habrán hecho preparativos para ser más resolutivos en esta ocasión y es de esperar que tanto Niyomtrong como Rojas busquen redimirse con una actuación enteramente mejor.

En este sentido, es evidente que Niyomtrong se ha preparado a conciencia, habiendo hecho sparring de cara a esta pugna con el excampeón del peso mínimo, y una de las figuras con más proyección en el boxeo japonés, el jovencísimo Hiroto Kyoguchi, un vendaval ofensivo que al haber sido seleccionado como compañero de entrenamientos da una muestra clara del ritmo que el tailandés espera en la revancha.

Como no puede ser de otra manera en el caso de un campeón mundial invicto, que peleará como local, que posee una solidez defensiva asombrosa, una fortaleza gigantesca para su peso y variedad de recursos al ataque, Niyomtrong será el favorito en este cruce, aunque la falta de combatividad que ambos mostraron en su primer duelo deja varias incógnitas sobre el desarrollo del choque, como quién llevará la iniciativa o si el jab del tailandés podrá neutralizar el ritmo de su rival.

En teoría, este mundial debería haberse producido este miércoles, pero la organización, sin revelar los motivos, lo aplazó súbitamente al jueves en un movimiento claramente ilícito. Este día más de margen pudo ayudar a los boxeadores a cumplir con el paso por la báscula, marcando ambos 47,400 kg para este mundial del peso mínimo (47,600 kg) que será emitido por la cadena tailandesa True4U a partir de las 12:00 del jueves en hora española.