Eddie Hearn, máximo responsable de Matchroom Boxing, había anunciado que el 5 de marzo iba a ser la fecha para el tercer combate entre Juan Francisco Estrada (42-3, 28 KO) y Román González (50-3, 41 KO) en el Pechanga Arena de San Diego.

Combate de revancha del que enfrentó a ambos por segunda vez el 13 de marzo en Dallas, con polémica victoria del «Gallo» Estrada ante Chocolatito en decisión dividida, logrando los títulos del mundo WBA y WBC del peso supermosca.

Pero parece ser que Estrada no se encuentra en buenas condiciones físicas tras haber pasado la COVID-19 y se podría aplazar el combate, lo que sería problemático para Chocolatito, que tendría que rehacer su campamento.

Según algunas fuentes, el mexicano ha estado tratando de entrenar, pero su cuerpo no ha respondido como le gustaría, y consciente de que es una pelea con altas dosis de peligro, no pretenden jugársela sin estar al 100%. Aún se espera un parte médico.

Cuando se celebre será una especie de desempate entre el mexicano y el nicaragüense, ya que, a la victoria de Estrada en 2021, se le contrapone la de González en 2012, por decisión unánime.