Manuel Valero
@Manu_Valero

Petr Petrov (38-6-2, 19 KO) volverá a subirse a un ring el 23 de marzo, cuando se enfrente al venezolano Hermín Isava (10-18, 5 KO), a la distancia de ocho asaltos. “El Zar” encadenó seis victorias consecutivas que le abrieron las puertas de disputar el cinturón mundial ante Terry Flanagan, perdiendo por puntos en abril de 2017. En 2018, Petrov solo boxeó una vez, aceptando a última hora un combate en el peso superligero con el bielorruso Ivan Baranchyk, en el que perdió por nocaut técnico en el octavo asalto. A sus 36 años, el hispano-ruso busca volver a disputar otro pelea de calado internacional.

“Me encuentro muy bien, en gran forma física, porque no he parado de entrenar desde mi última pelea. El 23 de marzo espero una pelea con la que disfrute el público y por supuesto también realizar sobre el ring todo lo que he entrenado durante estos meses”, declara Petrov sobre su inminente regreso a los cuadriláteros.

“Mi objetivo es conseguir una nueva victoria. Después de esta pelea volveré a California con mi equipo de trabajo, con Danny Zamora y Jerry Arias, para seguir preparándome para una pelea que tiene que salirme pronto en Estados Unidos”, dice “El Zar” sobre sus objetivos más cercanos.

En su último combate, Petrov aceptó pelear en el peso superligero. El hispano-ruso no cierra la puerta a volver a subir de división. “Mi carrera continúa en el peso ligero, pero estoy abierto a pelear en superligero si la pelea merece la pena, como fue la última vez”, dice Petrov.

“Ahora no os puedo contar mucho porque mi equipo se encuentra en negociaciones sobre mis próximas peleas”, concluye Petr Petrov.