Daniel Pi
@BastionBoxeo

El reto era bastante exigente sobre el papel, pero sobre el ring el tailandés Thammanoon Niyomtrong (21-0, 7 KO) no tuvo problemas para retener su cinturón mundial WBA del peso mínimo contra el aspirante japonés Norihito Tanaka (19-8, 10 KO) quien, pese a mostrar gran resistencia al castigo, fue derribado en una ocasión y vencido con claridad en la mañana del martes en un ring al aire libre en la ciudad de Nakhon Sawan (Taialndia). El triunfo de Niyomtrong llegó por decisión unánime y puntuaciones anunciadas en directo solo en tailandés.

Durante los dos primeros asaltos, Tanaka empezó bien, girando alrededor de su adversario y conectando derechas rectas aisladas, que iban intercaladas por un sólido manejo del jab. Este arranque pareció prometer una pelea complicada para el monarca mundial pero en el tercer asalto esa posibilidad se desvaneció. Y es que Niyomtrong, aprovechando que su rival se quedó detenido en la distancia media en un descuido, asestó un gancho zurdo a la cabeza que derribó al retador. Tanaka no estaba críticamente afectado por el golpe y pudo continuar combatiendo con cierta normalidad en el aspecto físico, si bien en el mental el knockdown tuvo un gran efecto.

Tras la caída Tanaka no volvió a mostrarse tan decidido en su estrategia, resultando evidente que estaba un tanto cohibido, mientras que Niyomtrong recibió un impulso a su moral y a su confianza, haciéndose con el control de la pugna y no dejándolo escapar.

Aunque no volvió a poner en apuros al aspirante más que por una insistente serie de golpes al torso en el último asalto, desde el cuarto round al duodécimo Niyomtrong presionó con constancia, utilizó sus combinaciones de rectos con variación de altura y explotó cualquier oportunidad que tuvo de alcanzar la distancia corta para impactar ganchos enlazados contra un Tanaka cuyo jab se diluyó y, junto a él, la mayor parte de sus acciones ofensivas. En cualquier caso, si bien el campeonato resultó un tanto monótono, Niyomtrong consiguió un triunfo incuestionablemente claro.

Posiblemente, si mantiene la frecuencia de combates de otros años, Niyomtrong encarará alguna otra defensa voluntaria más antes de que en el último cuarto de la temporada le llegue la puesta en juego obligatoria, puede que contra un muy duro adversario como el excampeón mundial mexicano José Argumedo, que es número 1 en el ranking WBA. Por lo demás, con su buena victoria ante Tanaka el tailandés se reafirma en su posición de monarca después de que en sus últimos combates su rendimiento no fuese muy convincente, aunque en un reinado tan largo (es campeón de pleno derecho desde 2016 y antes tuvo un título de subcampeón WBA desde 2014) resultan lógicas ciertas subidas y bajadas.