El mexicano Mauricio Sulaimán ha sido reelegido presidente del WBC hasta 2024. El hijo del difunto José Sulaimán ocupa dicho cargo desde 2014, sucediendo a su progenitor.

«Buscaremos la manera de que el boxeo sea más seguro, prometo dedicar cada momento de mi vida al éxito y la seguridad de los boxeadores», declaró Sulaimán.

Un paso positivo para el boxeo sería la reducción de cinturones y que los plazos decretados por el organismo que preside sean respetados.