José Manuel Moreno
@josemorenoco

El pasado día 16 de enero fallecía a la edad de 82 años y tras 39 años de mandato el casi vitalicio presidente del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) José Sulaimán Chagnón. Este martes día 11 de febrero, 26 días más tarde, el hijo del expresidente y hasta ahora secretario del organismo desde 2003, Mauricio Sulaimán Saldívar ha sido investido presidente, relevando a su padre y convirtiéndose en el sexto presidente del WBC desde su fundación en 1963. Este mexicano de 44 años obtuvo el respaldo unánime de los 26 miembros de la institución más prestigiosa del mundo del boxeo. Hace apenas unos días, Mauricio declaró públicamente su negativa a sustituir a su padre, reclamando él mismo un nuevo aire, pero a la vista de lo sucedido, los dirigentes del WBC han preferido por una línea de continuidad, convenciéndole para que se presentara a la elección, que no contó obviamente con ningún rival. Los presidentes hasta la fecha del organismo de los cinturones verde y oro han sido:

Luis Spota, Ramón G. Velázquez, Onslow Fane, Justiniano Montano y José Sulaimán. «El Consejo Mundial de Boxeo está fundado en la unidad, mi padre nos dejó muchos planes y proyectos que debemos continuar, estoy pasando por un momento de sentimientos encontrados, yo siempre seré el hijo de José Sulaimán», declaró el flamante presidente en una convención que contó con la presencia de ilustres campeones en activo como el boricua Miguel Ángel Cotto o el canadiense Adonis Stevenson.