Daniel Pi
@BastionBoxeo

El peso pesado cubano Luis Ortiz (en la imagen) no es un boxeador propenso a las declaraciones llamativas ni a generar revuelo, sino más bien un púgil bastante moderado y respetuoso, especialmente si se le compara con los estándares habituales. Por ello, cuando en conferencia de prensa ha realizado graves acusaciones contra el campeón mundial WBC del peso pesado Deontay Wilder, al que se enfrentará la próxima semana, ha dado la impresión de que, más que intentar vender la pelea, pensaba lo que decía realmente.

En concreto, Ortiz ha calificado de casi criminales los golpes que Wilder lanza en trayectoria descendente a la parte superior de la cabeza:

Algunas de las cosas que Wilder ha hecho, que son ilegales, pueden ser hechas de forma diferente esta vez. Los golpes que lanza con el interior de su puño y dar puñetazos hacia abajo a la parte superior de la cabeza y todo tipo de locuras que hace, logra que sea muy difícil asentarse en una pelea. Muy sinceramente, deberían ser ilegales y casi criminales. Nunca sabes en absoluto qué va a hacer Wilder y cómo se aproximará a sus peleas”.

Ante tales palabras, Wilder, que afirmó que tenía gripe en el primer choque ante Ortiz, no perdió la oportunidad de seguir en el rol amenazante que tanto le gusta sacar ante la prensa pronunciando frases controvertidas:

La única cosa que es criminal es yo pegándole a la gente con la mano derecha y casi matándolos. Eso es lo único en lo que puedo estar de acuerdo. No se qué puede ser criminalizado en un ring a no ser que verdaderamente esté intentando matar a un hombre. Eso es lo único que puedo entender. Es algo que alguien tiene que pedirle que aclare a qué se refería. A mi me gustaría saberlo, para ser honesto. Si es algo para atacarme, entonces sentiré algo todavía más, sentiré algo negativo hacia él si intenta atacarme después de que le haya dado dos oportunidades. Me gustaría saber a qué se refería, porque podría ser un factor para subirme la tensión si estuviese tomando medicación para la tensión [hace referencia al positivo en dopaje de Ortiz en 2017 por un medicamento para la tensión no declarado], haría que tuviese todavía más ganas de hacerle daño. Así que necesita aclarármelo antes de que me lo tome mal. Sabemos que cuando me enfado se acabó”.