El máximo dirigente de la WBA, Gilberto Mendoza, ha anunciado la suspensión temporal de sus funciones del juez Carlos Sucre, que el pasado sábado asombró negativamente al mundo del boxeo con una puntuación de 117-111 a favor del «Gallo» Estrada, en la pelea que le enfrentó a «Chocolatito» González.

Sucre, de esta manera, anotó nueve asaltos para Estrada y solamente tres para González, que estadísticamente realizó más impactos en la anatomía de su rival y fue más certero en el porcentaje de golpes. Difícil justificación, por tanto, la cartulina de este juez a tenor de lo visto sobre el cuadrilátero.

Mendoza habló en redes sociales, mostrando su total desacuerdo con Sucre: «En peleas cerradas es intolerable una puntuación tan amplia. No lo califico de robo pero sí desacertada». En este caso, estamos de acuerdo con la WBA en el sentido de que las cartulinas que no reflejen ni remotamente lo ocurrido sobre el ring tengan consecuencias para los jueces, ya sea por corrupción o incapacidad a la hora de realizar su trabajo de manera eficiente.

Los otros dos oficiales puntuaron el combate 115-113, uno para cada contendiente.