Las puntuaciones de los jueces del combate que disputaron Josh Taylor y Jack Catterall suscitaron una gran polémica en el Reino Unido, llegando incluso al Parlamento.

El campeón mundial unificado del peso superligero ha querido dar su opinión, tras pasar varias semanas desde que derrotarse a Catterall.

Según Taylor, él hizo méritos suficientes para vencer, y para él ganó por un ajustado 113-112. Sin embargo, el escocés cree que es normal que haya polémica, pues varios de los asaltos fueron cerrados, y pudieron ir al casillero de cualquiera de los dos boxeadores. Pero de ahí a que sea un robo, va mucho.