Los pesos pesados Joseph Parker (en la foto) y Dereck Chisora ​​tenían previsto enfrentarse en 2019, pero la picadura de una araña forzó al neozelandés a cancelar el combate.

El 27 de febrero, Parker se enfrentará a su compatriota Junior Fa, en una velada que se espera que tenga una gran repercusión en Nueva Zelanda.

El equipo del británico no se ha olvidado de Parker, y ha señalado en la prensa su interés de enfrentarse a él este verano.

David Haye, mánager y antiguo rival de Chisora, ha declarado que su boxeador se encuentra preparado para aceptar la pelea, por lo que si Parker sale con el brazo en alto el 27 de febrero, el neozelandés ya tiene un siguiente reto en su trayectoria, tras haber perdido el título mundial WBO del peso pesado hace casi tres años.