Daniel Pi
@Bastionboxeo

Dado que el campeonato mundial WBO del peso pesado entre el monarca Joseph Parker (22-0, 18 KO) y el aspirante Hughie Fury se canceló a falta de dos semanas para su disputa, a la promotora del neozelandés no le ha quedado apenas margen de maniobra para encontrar un rival de sustitución. En cualquier caso, ha conseguido mantener en pie la velada del 6 de mayo en Auckland, Nueva Zelanda, ya que ha llegado a un rápido acuerdo con el rumano Razvan Cojanu (16-2, 9KO), 14º WBO, para que sea el rival de Parker en su primera defensa.

Olímpico por Rumania, con unas 300 peleas como amateur y con 2,02 m de altura, Cojanu es un reemplazo aceptable para haber sido escogido con tan poco tiempo. De todos modos, éste fue noqueado fulminantemente en dos asaltos por un Donovan Dennis lejano al nivel del top 15, por lo que no parece que deba generar complicaciones decisivas al campeón.

Cabe mencionar que ambos boxeadores se conocen perfectamente, dado que Parker usó a Cojanu como sparring para preparar su combate ante Alexander Dimitrenko y, según se señala, incluso para su cancelado encuentro ante Hughie Fury.

Como su oponente no cuenta con gran prestigio ni con victorias ante boxeadores insignes, los medios neozelandeses afirman que el enfrentamiento no se producirá en la sede preparada para acoger al Parker-Fury, sino que se elegirá un estadio más reducido. Así, se rumorea que del Spark Arena (anteriormente Vector Arena), con capacidad para 12.000 espectadores, se ha decidido pasar al Vodafone Events Center, con aforo para 3.000 asistentes.