Paulino Buchens

José Del Río “El Niño” (Palma de Mallorca,1985) es el boxeador que actualmente posee un currículum más extenso del pugilismo balear y uno de los boxeadores más experimentados en el panorama nacional, ocupa el número seis en las listas europeas. Formó parte de la selección española olímpica, a las ordenes de Manel Berdonce, desde el año 2002 hasta el año 2007. Casi cuarenta combates a sus espaldas, desde que debutara en el campo profesional en el año 2007, año en que fue nombrado mejor debutante por la prestigiosa revista ESPABOX. Posee un récord de 29 victorias (7 KO), 8 derrotas (1 KO) y 1 combate nulo. Tiene el honor de haber sido dos veces campeón de España del peso wélter (2011 y 2016) y haber intentado sin éxito dos veces el asalto al título de la Unión Europea, título del cual ha sido nombrado recientemente aspirante oficial. Con la vista puesta en este título, todavía sin fecha ni rival, nos recibe en su gimnasio Pro Sport para hablar de su trayectoria, actualidad, futuro.

José, ¿De dónde viene tu afición por el boxeo?
Mi afición por este deporte empezó muy joven, concretamente a los 12 años cuando acudía asiduamente al gimnasio TOP Gym a ver entrenar a mi hermano mayor Diego. Así que un día me animé a ponerme unos guantes y ya son 21 años los que llevo practicando este deporte.

¿Te planteaste algún camino en la vida que no estuviera ligado al boxeo?
La verdad es que no. Siempre tuve clara mi pasión hacia este deporte y fui consciente de lo que le podía aportar.

¿Cuál ha sido la victoria que más has disfrutado en tu carrera?
He tenido varias victorias que me han llenado mucho, pero quizás la más emotiva fue cuando gané por primera vez el campeonato de España en Valladolid a Miguel Ángel Domínguez. Llevaba 11 combates como profesional y era el primero a 10 asaltos, hecho que hizo que afrontara en combate con algunas dudas.

¿Y la derrota más difícil de asimilar?
La derrota más dura fue el primer título que hice de la Unión Europea con Orlando Fiordigiglio, quien me ganó en el segundo asalto y supuso la única derrota por KO que tengo en mi carrera.

Con una posición privilegiada en las listas europeas. ¿En qué momento de forma te encuentras?
Estoy en un estado de forma estupendo ya que no he estado más de dos semanas parado y me intento cuidar con la alimentación lo mejor que puedo, factor esencial para tener éxito en este deporte. Además tengo una continuidad de peleas, con una media de tres a cuatro peleas por año. Pelear con rivales de la talla de Kerman Lejarraga, Jordi Weiss, Jossi Koivula, etc, me ha hecho aprender mucho, pese a la derrota, y ser mejor boxeador combate a combate.

A un boxeador con tu currículum. ¿Por qué se le resiste el título UE?
Pues el factor número uno es que las dos peleas que he hecho las he realizado fuera de casa con la dificultad que acarrea. Si ya es difícil ganar una pelea normal, imagínate por un título de nivel continental. El segundo factor es el nivel del peso en que peleo, siendo el peso wélter uno de los pesos de mayor nivel en el ámbito europeo y mundial.

Siguiendo el refrán “a la tercera va la vencida”,¿ Hay que ser optimistas ante este combate?
Yo lo soy ya que como he comentado antes afronto este combate con más experiencia y una buena preparación. Todavía no sé el rival que me va tocar, si bien hay varios nombres sobre la mesa, los cuales no creo que tengan mas nivel que yo. Me gustaría hacerlo otra vez con Jordi Weiss, al cual si veo posibilidades claras de ganarle.

¿Puede este combate, marcar un antes y un después en la carrera de José Del Río?
Claro que sí. Este combate será determinante porque en caso de conseguir una victoria me situaría con opciones claras de disputar peleas importantes como el campeonato de Europa. En caso de derrota no tiraré la toalla y seguiré luchando para conseguir mi objetivo.

¿Dónde te gustaría disputar un combate?
No tengo ningún escenario predilecto, si bien un escenario que siempre me ha cautivado ha sido el MGM de Las Vegas, recinto donde empecé a ver a mis púgiles favoritos como puedan ser Juan Carlos Márquez, Eric Morales, Óscar de la Hoya, Mike Tyson, etc. Aparte del pabellón en sí, siento atracción por esa ciudad, al ser inigualable en todos sus aspectos.

Tu estilo. ¿Eres más un duro fajador o un fino estilista?
(Risas). Pues una mezcla de los dos. A mi me gusta mucho moverme por el ring para que el rival no tenga una perspectiva clara. En mi último combate de la Unión Europea, contra Weiss, quizá mi problema fue intentar fajarme demasiado ya que estaba obsesionado en conseguir el KO.

Cuando debutaste como profesional, ¿Te imaginabas llegar a ser campeón de España dos veces?
Hombre, sabía que el boxeo se me daba bien, además poseía la experiencia previa que te da haber estado cinco años con la Selección Española. En lo que a títulos se refiere, pienso que si llevas una carrera regular y ordenada, vienen solos tarde o temprano. El boxeo no solo son títulos y las prisas son malas consejeras. Respondiendo a tu pregunta, sí que me lo imaginaba.

¿A qué se debió que debutaras como profesional en Portugal?
En esa época había la mitad de veladas de las que hay actualmente, y lógicamente para un debutante como yo, no era fácil encontrar sitio. Hay que añadir que en esa época en mi ciudad (Palma de Mallorca), la situación era mala en lo que al boxeo se refiere, al no haber casi boxeadores en el campo profesional, además de promotores poco serios que iban más a hacer negocio que a buscar el bien del deporte. Así que mi promotor Kike Soria me propuso la idea y acepté encantado.

¿Sueñas con una revancha con Kerman Lejarraga?
Claro que me apetecería volver a pelear con Kerman. Pienso que esa pelea tendría que ser por algo importante como un título de Europa. Creo que los dos estamos a un nivel superior para disputar otra vez el título de España, hay que dejar paso a nuevos talentos para que demuestren su valía a nivel nacional.

¿Estás contento con la imagen que diste ante él?
Que él ganó el combate no lo pongo en duda, pero que le costó tampoco. Él es un gran boxeador y además peleaba en su casa con el apoyo de su público, pues 11.000 personas en un pabellón para presenciar un combate de boxeo no se meten todos los días. Pero a mi favor tengo que decir que nunca le perdí la cara al combate, en los descansos no me senté ni un minuto y hasta ese momento fui el único púgil al que no derribó Kerman en ningún asalto.

¿Te sorprendió su derrota contra David Avanesyan?
La derrota en sí no, pero tal vez sí que perdiera por KO. Avanesyan es un boxeador de talla casi mundial al haber disputado el título del mundo, sin éxito contra Lammont Petterson. También tiene el orgullo de haber “jubilado” al histórico Shane Mosley. Referente al combate, leyó perfectamente los movimientos de Kerman anticipándose a ellos, dominando en centro del ring en todo momento y haciendo gala de un magistral jab.

¿Con qué boxeador a nivel mundial te sientes identificado?
Me gusta mucho la precisión del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez. Tiene un estilo diferente al mío pero admiro su efectividad cuando tiene que hacer uso de ella. No es que sea el boxeador que más golpes lance en sus combates, pero los que lanza en momentos decisivos tienen un impacto tremendo y eso demuestra que es un gran boxeador.

¿En qué momento estás de tu preparación para el título de la UE?
Pues estoy en la fase intermedia, aunque estoy perfectamente físicamente ya que como he dicho anteriormente, intento cuidarme lo mejor que puedo. Desde el último combate que hice en Palma en el mes de marzo, me tomé una semana de vacaciones y luego volví a los entrenos sin saber que me nombrarían aspirante de nuevo al título. Cuando supe que me nombrarían sí que intensifiqué el ritmo, aunque que no haya fecha para el combate no ayuda en la preparación.

Tienes la suerte de llevar una vida plenamente dedicada al boxeo, sin otras ocupaciones laborales. ¿ Lo agradeces?
Sí, la verdad que es una ventaja ese aspecto. Yo doy mis clases diarias por la mañana y por la tarde en mi gimnasio, pero tengo la suerte de poder entrenar cada día con mi entrenador Francisco “Canijo” Gual, que es mi socio y paso muchas horas del día con él. Aunque a veces uno necesita desconectar del boxeo y su entorno, en mi caso eso no es del todo posible.

¿Además de entrenador es tu socio?
Sí. Eso refleja la buena sintonía y la confianza que hay entre ambos, es fundamental para lograr el éxito. Por diversos motivos nos quedamos sin lugar de entreno y fue él quien me propuso la idea, ya que muchos alumnos suyos se lo pidieron y yo acepté encantado. Llevamos tres años con el Pro Sport.

¿Cómo valorarías la situación pugilística actual, tanto nacional como internacional?
En lo que al boxeo nacional se refiere creo que estamos en una situación inimaginable hace pocos años. Tenemos boxeadores que en Europa pueden hacer cosas importantes como es el caso de Kerman Lejarraga, Sergio García, Abigail Medina, etc. Si bien para tener campeones del mundo todavía hay trabajo por hacer, aunque en lo que va de año dos púgiles españoles (Ángel Moreno y Kiko Martínez) han disputado el mundial sin éxito.
En el campo internacional hay púgiles que destacan sobre los demás como Vasyl Lomachenko, Canelo Álvarez, Terence Crawford, si bien el problema que tienen es que no tienen rival que les plante cara en sus categorías. Hay grandes boxeadores pero echo en falta los enfrentamientos que tuvieron lugar en la década de los noventa, en mi opinión la edad dorada del boxeo, donde en cada categoría había enfrentamientos reñidos con pronóstico incierto.