Manuel Valero
@Manu_Valero

Gennady Golovkin (34, 31 KO) salió por la puerta grande de la “meca del boxeo mundial”, el mítico Madison Square Garden de Nueva York. A sus 33 años y después de solventar todas sus defensas mundialistas antes del límite, el púgil kazajo no desaprovechó su debut en PPV para demostrar al mundo que puede ser él quien ocupe el trono de rey del boxeo mundial tras la reciente retirada de Floyd Mayweather.
David Lemieux (34-3, 31 KO) salió buscando las carencias defensivas del kazajo, que fue progresivamente aumentando su ritmo, dominando el combate con su contundente jab. Las ofensivas del canadiense eran frenadas constantemente por la izquierda de Golovkin, a la que seguía su derecha.
Lemieux siguió fiel a su plan de pelea, encontrándose cómodo “GGG”, que lo cazó con una tremenda izquierda en el cuarto asalto que dejó tocado al canadiense. El pupilo de Marc Ramsay continuó exponiéndose a Golovkin, que asimiló todos los golpes que le lanzaba su rival. El castigo recibido hizo que Lemieux fuese reduciendo su actividad.
Un certero golpe al hígado de Golovkin cuando iba a finalizar el quinto asalto mandó a la lona a Lemieux. Golovkin le propinó una derecha cuando ya había caído, de la que se disculpó. El de Quebec pudo terminar el asalto, pues se levantó cuando apenas faltaban cinco segundos para que sonase la campana. Los últimos instantes del sexto round fueron un espejismo del mejor Lemieux, lanzándose a por Golovkin. El incesante impacto del jab de “GGG” provocó una hemorragia nasal en la nariz del canadiense, cada vez más mermado.
Golovkin cerró la faena en el octavo asalto cuando el árbitro decidió parar el combate debido al castigo que estaba recibiendo Lemieux.
“GGG” añadió el título mundial medio IBF a su cinturón de la WBA, consagrándose como el dominador del peso medio y una de las principales estrellas del boxeo actual. El campeón expresó su disponibilidad para pelear con el vencedor del combate que disputarán Miguel Cotto y “Canelo” Álvarez.