Daniel Pi
@BastionBoxeo

La perspectiva de que en semifinales del peso crucero de la segunda temporada del torneo World Boxing Super Series se produzcan uno o más mundiales ganó posibilidades hace tan sólo unos días en la convención anual de la WBO. En dicho acontecimiento se decretó que el combate que disputarán este sábado, en el UIC Pavilion de Chicago (Estados Unidos), el exmonarca mundial polaco Krzysztof Glowacki (30-1, 19 KO) y el formidable ruso Maksim Vlasov (42-2, 25 KO) será valedero por un provisional título interino WBO del peso crucero.

Esto significa que en el más que probable caso de quedar vacante el cinturón mundial absoluto WBO tras el Usyk-Bellew, el vencedor del Glowacki-Vlasov se convertirá en monarca mundial de pleno derecho y pondrá en juego su cetro en semifinales ante el ganador del Briedis-Gevor. Asimismo, no se debe pasar por alto que los contendientes en semifinales ya decididos, Yunier Dorticós y Andrew Tabiti, son aspirantes oficiales, respectivamente, por la WBA y por la IBF, de modo que no debería descartarse que pudiesen combatir en la siguiente ronda por uno o por los dos cintos mundiales de dichos organismos si quedan sin dueño también.

En cualquier caso, aunque no tuviese un título en juego, el combate entre Glowacki y Vlasov sería una sensacional pelea entre dos de los mejores púgiles de la división, clasificados en las listas extraoficiales 5º y 6º por The Ring, 4º y 6º en el Ranking Transnacional y 5º y 6º en BoxRec. Asimismo, para el público de Chicago, que cuenta con una cuantiosa población de origen polaco, será una estupenda oportunidad para ver combatir a uno de los mejores boxeadores que Polonia posee en la actualidad.

Sin embargo, aunque por su prestigio Glowacki es visto mayoritariamente como el contendiente que tiene más posibilidades de salir con el brazo en alto, las apuestas no se ponen de acuerdo sobre quién es el favorito, pudiendo encontrarse que cada uno lidera las cuotas en diferentes casas. Aunque esto no es nada habitual, es algo lógico, ya que, si bien Glowacki es un exmonarca zurdo y de gran habilidad con los directos, es también cierto que su eficacia parece estar decreciendo desde el punto culminante logrado en sus peleas ante Huck y Cunningham.

Por su parte, Vlasov es un púgil con grandes cualidades, especialmente una notable fortaleza y una peligrosa capacidad combativa, acompañadas de versatilidad y audacia, pero que ha sido desafortunado por no haber logrado una gran oportunidad antes en el peso crucero (en el que está imbatido) con los grandes éxitos que ha cosechado, habiendo vencido a rivales como el oro olímpico y exretador mundial Rakhim Chakhkiev o los durísimos top 15 Olanrewaju Durodola y Denton Daley. Asimismo, sus dos únicas derrotas fueron sufridas por mínimo margen y con cierta polémica peleando deshidratado en torno al peso supermedio ante Gilberto Ramírez (que tuvo entonces su pelea más difícil) y ante el rocoso Isaac Chilemba hace cerca de siete años.

Así, ante Glowacki, que se percibe como superior pero cuyo rendimiento quizás esté declinando (en su penúltima pelea un rival asequible lo derribó y lo puso en críticos apuros), un Vlasov que puede ser considerado el tapado de la rama del peso crucero en la segunda temporada de las WBSS tratará de imponer su notable ritmo, truncar el control en larga del polaco y buscar un nocaut que sería el definitivo espaldarazo a sus virtudes y a sus pretensiones.

El extitular Glowacki dio en la báscula 88,904 kg y Vlasov marcó 89,811 kg, ambos por debajo del límite del peso crucero (90,718 kg). El Glowacki-Vlasov y el Briedis-Gevor, parte del mismo evento, serán televisados en España por Eurosport 1, comenzando la emisión, según la parrilla de programación de su página web, en directo a partir de las 2:00 de la madrugada.