Darío Pérez
@ringsider2020

Tras muchos meses, más de un año, de espera por fin el sábado se verán las caras Gennady Golovkin (41-1-1, 36 KO) y Ryota Murata (16-2, 13 KO).

Será en el Super Arena de Saitama (Japón) donde ambos unificarán las coronas del peso medio en versión IBF (Golovkin) y WBA (Murata). Como decíamos, la espera ha sido larga, ya que se han sumado interminables negociaciones (algo incomprensible para un púgil de 35 años y otro que rozaba los 40, con las carreras terminando y el tiempo claramente en contra) y un aplazamiento de más de tres meses; la última semana de diciembre, fecha inicialmente prevista, no se pudo disputar el pleito por el cierre de fronteras nipón, y será este 9 de abril la disputa definitiva.

Los púgiles han dado el peso, el límite de la división, 72,600 kg.

El kazajo, que un día antes de la pelea cumple 40 años, es uno de los púgiles más contundentes de la última década, a la par que carismático, con legiones de fans alrededor del mundo. Plata olímpica en 2004, sus dos peleas (empate y derrota) contra Canelo Álvarez siguen siendo objeto de debate entre los aficionados por lo ajustadas que fueron. Evitado por muchos rivales, el problema que se suma a la edad es que su última pelea competitiva data de 2019, cuando ganó por decisión cerrada a Sergey Derevyachenko. Después, en dos años y medio, solamente siete asaltos contra Kamil Szeremeta en un combate desigual que poco aportó boxísticamente al campeón IBF.

¿QUIERES VER ESTE COMBATE EN DAZN? PINCHA AQUÍ. ATRACTIVA OFERTA DE SUSCRIPCIÓN

El caso del nipón es todavía más sangrante, así como una más de la WBA, que actúa de manera incapaz o corrupta, no sabemos qué es peor, una vez tras otra. Ryota Murata, campeón «regular», fue ascendido a campeón de verdad en los despachos y no ha defendido el título ni una sola vez. ¿Le podemos considerar, entonces, campeón del mundo? No pelea desde finales de 2019 y su carrera profesional (fue brillante oro olímpico en 2012) ha tenido ciertos altibajos, sin haberse enfrentado a ninguna estrella de verdad como para calibrar el rendimiento en la élite. Sea como fuere, el sábado salta al ring como titular mundial WBA y unificará contra Golovkin buscando, a sus ya 36 años, prestigio y dinero en el tiempo que le quede en activo. Si gana el kazajo, se abrirían las puertas para la trilogía con Canelo; si lo hace el nipón, todo un enigma para el seguidor pugilístico. Lamentablemente para la proyección del boxeo español, a Sergio «Maravilla» Martínez el tren de Murata, si alguna vez estuvo cerca de su órbita, parece habérsele escapado.

La victoria de Golovkin se paga a 1,22 € por euro apostado, mientras que la de Murata a 4,33 €, pero además hay opciones para apostar a múltiples resultados del combate, pinchando en el título de la pelea.
Aquí tenéis las posibilidades de apostar en nuestra sección de apuestas. ¡Suerte!

La gala, de la que el notabilísimo Junto Nakatani será respaldo principal, será emitida la mañana del sábado en España por DAZN. Comenzará a las 11:10, una hora menos en Canarias. El combate de Golovkin puede empezar algo antes de las 14 h peninsulares.

La victoria de Nakatani se paga a 1,06 € por euro apostado, mientras que la de Yamauchi a 9,00 €, pero además hay opciones para apostar a múltiples resultados del combate, pinchando en el título de la pelea.
Aquí tenéis las posibilidades de apostar en nuestra sección de apuestas. ¡Suerte!