El invicto argentino Fernando Daniel «El Pumita» Martínez (17-0, 9 KO) unificó dos de los cuatro cinturones del peso supermosca, WBA e IBF, esta mañana en el Kokugikan de Tokio (Japón) al imponerse al púgil local, campeón mundial WBA hasta ahora Kazuto Ioka (31-3-1, 16 KO).

Fue un combate intenso de principio a fin, con los dos púgiles dándolo todo hasta el último asalto. Los jueces le dieron el triunfo al nuevo campeón unificado con puntuaciones unánimes de 120-108, 117-111 y 116-112. El argentino, que aguantó muy bravamente los golpes de Ioka, hacía la tercera defensa de su título, y fue más agresivo, mientras que Ioka estuvo esperando con contraataques y golpes al cuerpo. Martínez presionó con golpes curvos precisos e Ioka estuvo algo menos activo y perdió varios asaltos por ello.

El público disfrutó con la pelea, en la que el veterano Kazuto Ioka, campeón mundial en cuatro categorías de peso, vio la tercera derrota en su carrera, tras ser vencido por Amnat Ruenroeng en 2014 y por Donnie Nietes en 2018. Con 35 años y el mismo número de combates profesionales, todavía tiene algo que decir en el boxeo.