Julio González

Nos enteramos del fallecimiento de José Mariano Moracia Ibáñez “Mariano Echevarría” (Echevarría era su tercer apellido) el pasado 6 de noviembre en Barcelona a los 82 años. Él y Benito Canal mantuvieron dividida a la afición vasca por sus encuentros en disputa del título nacional.

Nacido en Abadiano (Vizcaya), el 16 de enero de 1936, debutó como aficionado en 1955, perdiendo en su primer combate por abandono contra Antonanz. No se desanimó y continuó en el gimnasio del Club Deportivo a las órdenes del preparador Benito Echevarría, que le enseñó a mejorar en este mundo del pugilato. Y la mejora fue importante, al año siguiente 1956 conquistaba el Campeonato nacional Amateur en el peso Semipesado.
Pasa al campo profesional el 5 de junio de 1957, en San Sebastián, derrotando por puntos a Amaya Mariano “Gitano”. Un año después se corona campeón de España del peso semipesado al vencer a Bautista Navarro. Después realizaría una defensa contra Amaya y lo perdería por puntos ante Domingo López. Recuperaría el título ante Luis Vicente Sierra y lo defendería otra vez contra Amaya, volviéndolo a perder por descalificación contra Sierra.
Durante ese tiempo combatió contra los pocos púgiles nacionales de su peso y recorrió parte de Europa combatiendo donde le ofrecían una pelea. Francia, Italia, Finlandia, Alemania, etc. Se enfrentó a los mejores boxeadores europeos, Amonti, Rinaldi, Kokkonen, Chapron, Mildenbergue y varios más.

Después de perder el título nacional decide subir de peso y combatir en el pesado. El 7 de abril de 1961 se corona campeón nacional del peso pesado al derrotar al veterano campeón José González. Ratifica el entorchado contra el propio González, con Sierra, y se lo deja en manos de Benito Canal el gallego de Fontao, domiciliado en el País Vasco. Sigue combatiendo en Europa, pierde contra De Picoli, campeón olímpico, Franco Cavicchi, excampeón de Europa, Billy Walker, ídolo de la afición inglesa, victoria, derrota y combate nulo.

El caso de Echevarría es como el de Paco Bueno, comenzó como peso semipesado, conquistando el título nacional en 1958 y lo abandonó en 1960 para pasar al peso pesado. La carrera de Echevarría es la más larga del peso pesado, combatió desde 1957 hasta el mes de noviembre de 1973 en el que la Federación Española le retiró la licencia por informe médico. Durante ese tiempo llego a disputar más de cien combates profesionales. Durante la década de los sesenta, él y Benito Canal se enfrentaron en ocho ocasiones y en cinco con el título nacional en juego, repartiéndose tres victorias para Canal y dos para Echevarría. Sus combates levantaron un gran interés en todo el territorio nacional.

Volvieron a recordarse los tiempos de Paulino Uzcudun, llenando Plazas de Toros y todo tipo de recintos donde combatieron. Otros de los combates para la historia de Echevarría fue el que disputo contra Urtain en disputa del título nacional con 13.000 aficionados que se concentraron en la Plaza de Vista Alegre de Bilbao.

Combatió en 21 ocasiones por los títulos nacionales del peso semipesado y pesado, solo superado por Kid Tano, que peleo en 24 ocasiones. Cuatro veces campeón de España semipesado y ocho del peso pesado.
Descanse en paz el gran campeón.