El gran combate y las polémicas cartulinas de los jueces dejaron abierta la puerta a una tercera pelea entre Román «Chocolatito» González y Juan Francisco Estrada.

Eddie Hearn ha declarado que ya está trabajando en un nuevo combate entre ambos, el cual tendría lugar en otoño de este año.

La WBA decidió suspender al juez Carlos Sucre tras puntuar un 117-111 a favor de Estrada, aunque dicha decisión tenía carácter temporal. Por otro lado, el WBC designó aspirante oficial a Srisaket Sor Rungvisai al título mundial WBC del peso supermosca que posee el mexicano.

Sin embargo, al ser nombrado campeón franquicia Estrada, algo completamente detestable, la tercera pelea con el nicaragüense sería posible sin que tuviese que renunciar al cinturón del organismo que preside Mauricio Sulaimán. Un lío tremendo que se encargan de promocionar estos prescindibles dirigentes mundiales.