El zaragozano Eloy Iglesias se ha visto sorprendido por la noticia recogida en ESPABOX de que el título nacional vacante del peso ligero lo disputarán Frank Urquiaga y Pablo Fuego.

Eloy no entiende lo que ha ocurrido: “Nosotros ganamos la subasta para pelear con Urquiaga, pero al casarme y no poder cumplir los plazos establecidos, el equipo de Urquiaga me dijo que habría que ir a otra subasta”.

Entonces, el maño planificó un título intermedio de la IBF, pero al final no se llegó a disputar. Ahora Eloy desea poner en juego el título que cree que es suyo: “Nadie le ha dicho por escrito a la Federación Española que yo renuncio. Ricardo Sánchez Atocha no es mi mánager y no puede representarme. El título me pertenece porque yo no he renunciado a él. Ahora me quedo asombrado de las noticias respecto de mi título. Espero que la Federación actúe en consecuencia y me deje ir a la subasta con quien ellos designen, porque lo que han hecho es ilegal, de acuerdo con el reglamento. Parece que solo cumplen el reglamento cuando les conviene, buscando su propio interés. Voy a llegar hasta el final del asunto”.

Puestos al habla con el Comité de Boxeo Profesional de la FEB nos indican lo siguiente:
“Eloy Iglesias tiene que regularizar su situación porque no ha tenido desde hace tiempo ningún mánager oficial, pero al representarle Ricardo Sánchez Atocha en la subasta del combate ante Urquiaga, le consideramos voz autorizada para renunciar, como hizo por escrito, al título de Eloy Iglesias, quien, por cierto, no lo había defendido desde hacía un año. En cuanto nombre a un mánager, podremos tratar con él y hablar para arreglar la situación. En la última designación de aspirantes no se le llamó porque nunca se hace a la primera de cambio con un púgil que acaba de dejar su cinturón”.