Daniel Pi
@BastionBoxeo

Al fin, el excampeón indiscutido del peso crucero Oleksandr Usyk (16-0, 12 KO) (a la izquierda en la imagen) ya ha visto confirmado oficialmente quién será su primer adversario en su andadura en el peso pesado, rival que no será finalmente ni Carlos Takam ni Andrey Fedosov, sino el púgil surinamés-holandés Tyron Spong (14-0, 13 KO). Este combate será el estelar de un evento organizado en el Windrust Arena de Chicago (Estados Unidos) que se celebrará el 12 de octubre y cuyo respaldo está todavía configurándose.

Resulta comprensible que Carlos Takam fuese finalmente descartado como oponente al haber solicitado un aumento de bolsa respecto a la previamente acordada, pero para muchos es difícil comprender que se rechazase a Fedosov cuando éste ya había firmado los términos del contrato y desde el equipo del propio Usyk se había dado el visto bueno. No obstante, el boxeador ucraniano anunció súbitamente, una vez que Fedosov había aceptado el acuerdo, que no quería pelear contra un boxeador ruso, alegando para este rechazo su nula voluntad a contribuir a los tira y afloja políticos entre ambos países en conflicto, si bien su decisión de desecharlo como oponente una vez que todo estaba listo resulta muchísimo más un movimiento de tintes políticos. De todos modos, ¿para qué hacerle una propuesta y enviarle el contrato si no quería pelear contra un boxeador ruso?

Sea como sea, al final entró como adversario un Spong que será perfectamente reconocido por quienes sigan el kickboxing, ya que desarrolló cien combates en esta disciplina y logró destacados éxitos, especialmente compitiendo en GLORY. Los que siguen de cerca las noticias curiosas del boxeo quizás recuerden más a Spong por haberse hecho público recientemente que había sido denunciado por la policía estadounidense al habérsele escapado de casa el puma que tenía enjaulado como mascota. Finalmente, quienes sigan la actividad boxística hasta el más mínimo detalle habrán podido ver como Spong ha desarrollado una carrera principalmente basada en lo que se llama “turismo boxístico”, construyéndose un récord con peleas extremadamente sencillas en México, República Dominicana, etc.

Desde algunos medios estadounidenses, extrañísimamente, se está vendiendo la pelea como si Spong fuese un oponente de élite y, por lo tanto, muy superior a Takam o a Fedosov, si bien esto es más que cuestionable, especialmente recordando los problemas que el exkickboxer tuvo para batir de forma dividida a una piedra de toque como Ytalo Perea. Además, la elección parece inconveniente para Usyk, ya que si, como se espera, logra vencer abrumadoramente a este oponente poco conocido en el ámbito pugilístico no se le dará ningún crédito, aunque Spong es un boxeador con potente pegada y sus manos aisladas siempre supondrán un peligro relativo. Igualmente, Spong no le servirá para medir el nivel de la cumbre del peso pesado aunque corruptamente esté clasificado como 4º WBO.

Usyk, que parece feliz por la elección final de rival pese a no suponerle más que un rodaje ante un púgil sin bagaje boxístico de calidad, más bajo, con menos alcance y que a penas ha superado los 100 kg, ha declarado:

Estoy muy emocionado por hacer mi debut en el peso pesado el 12 de octubre en Chicago, en directo por DAZN. Spong es un peso pesado rápido y poderoso que ha tenido mucho éxito sobre el ring. Tengo que superar este test para ser retador del título mundial del peso pesado. Espero veros todos allí”.

Por su parte, Spong, aunque está siendo considerado por muchos aficionados como un adversario de limitado peligro elegido para evitar que Usyk pueda ver en riesgo su posición de aspirante obligatorio WBO, está decidido a dar la sorpresa:

Después de alcanzar la mayoría de mis metas como kickboxer y convertirme en uno de los más condecorados campeones en la historia del deporte, quise ponerme a prueba a mí mismo en el difícil y exigente deporte del boxeo. He trabajado sin descanso durante los últimos tres años y ahora tengo la oportunidad de mostrar mi valía como boxeador ante quizás el mejor púgil de todos los pesos y más técnicamente sólido del mundo. Algunos quizás piensen que el reto puede ser demasiado difícil, pero creo en mí mismo y espero salir victorioso el 12 de octubre“.

El combate se podrá ver en DAZN en directo el 12 de octubre, la madrugada del 13 hora española.