Daniel Pi
@BastionBoxeo

El York Hall de Londres presenció en la noche del viernes el arranque del torneo Golden Contract en su rama del peso pluma y la derrota en cuartos de final de Carlos Ramos (11-2, 7 KO), que fue claramente superado por el exaspirante mundial británico James “Jazza” Dickens (28-3, 11 KO) (a la izquierda en la imagen) con una decisión unánime y cartulinas de doble 97-92 y 99-91.

Al inicio Ramos tomó el centro del ring y buscó conectar su izquierda recta y su gancho de esa misma mano al torso, si bien se encontró ocasionalmente con el tenso jab de su sólido rival. De todos modos, el británico reaccionó en el segundo episodio atacando con sus rectos sucedidos por crochés, aunque le alcanzaron potentes hooks al hígado. Sin embargo, estos golpes no le frenaron sino que “Jazza” siguió avanzando y apoyándose en un mayor volumen de puños, aprovechando la inactividad que Ramos padeció en esos instantes.

Ramos necesitaba un cambio de actitud, ya que al cerrarse, retroceder y permitirle a Dickens que pelease a su manera iba a ceder los asaltos, pero la situación todavía se hizo peor en el cuarto round, cuando un doble jab y una izquierda recta le llegaron a la vez que se tropezaba con las piernas de su rival, produciéndose una caída y la cuenta del árbitro.

En el sexto round hubo destellos de Ramos, que impactó algunos claros izquierdazos y manos al cuerpo, pero estas acciones resultaron tan aisladas que fueron superadas por el trabajo simple pero eficaz de Dickens, que atacaba con sus rectos y, si su contrincante se cerraba, aprovechaba para impactar sus curvos de ambas manos.

A partir del séptimo el visitante avanzó eventualmente sobre su rival ante las habituales oscilaciones en el boxeo de Dickens, pero su presión no fue intensa y sus puños no salieron en suficiente número, pareciendo que Ramos, pese a alguna buena mano esporádica (como una nítida izquierda en el octavo round), padecía dudas tácticas y falta de resolución. Así, contando Dickens con mucha más experiencia, el local explotó la situación para cerrar el combate prolongando su dominio.

La victoria de Dickens le da el pase a las semifinales, que se producirán a inicios de 2020 y para las cuales habrá un nuevo sorteo en la semana en la que tendrán lugar los enfrentamientos. Por su parte, a Ramos le queda el bagaje adquirido y una nueva lección, que parece señalar que necesita ser consistente en su versión más agresiva y con mayor continuidad y tenacidad, estilo que le hace muy peligroso y que no puede obviar para dejarse llevar por la falta de iniciativa y la duda sobre el ring.