Daniel Pi
@BastionBoxeo

Aunque las victorias sumamente controvertidas de Andre Ward sobre Sergey Kovalev hicieron que Estados Unidos ostentase la hegemonía teórica sobre la división del peso semipesado con la posesión de tres títulos, esta situación está en camino de revertirse totalmente a favor del boxeo ruso.

Y es que, siete días después de que el ruso-kirguiso Dmitry Bivol se reafirmase como monarca WBA derrotando arrolladoramente a Trent Broadhurst, este sábado, en el Save Mart Center de Fresno (Estados Unidos), el formidable noqueador ruso Artur Beterbiev (11-0, 11 KO) buscará coronarse campeón mundial IBF capturando el título vacante ante el coaspirante alemán Enrico Koelling (23-1, 6 KO). Además, dentro de dos semanas el también ruso Sergey Kovalev iniciará la reconquista de sus cetros peleando por la corona sin dueño WBO ante Vyacheslav Shabranskyy, por lo que antes de que termine noviembre Rusia podría establecer una firme dominación sobre la categoría, quedando al margen de nuevo un cetro WBC que Adonis Stevenson mantiene secuestrado evitando las defensas de la máxima exigencia.

Regresando al combate entre Beterbiev y Koelling, este campeonato parece tener como inevitable resultado la victoria del primero, calificándose un eventual triunfo del alemán como una gesta cercana a lo imposible. Para que el enfrentamiento sea evaluado de dicha manera se suman, como siempre en una pelea muy desparejada, tanto el formidable rendimiento del favorito como las notables dudas que genera el boxeo de su oponente.

De Beterbiev poco hay que decir si se ha seguido en los últimos años el peso semipesado, dado que ha sido el boxeador que ha avanzado con más firmeza, con menos brechas en su rendimiento y con más espectaculares triunfos, además ante rivales de enorme nivel competitivo. Así, el oro y plata mundial amateur se ha convertido para muchos en el mejor aspirante de la división en la actualidad y en uno de los grandes candidatos a encaramarse a la parte alta de los rankings de todos los pesos. Con un 100% de triunfos antes del límite, fue protagonista de un insólito caso al haber sido evitado oficialmente por casi la totalidad de los top 15 IBF para la disputa de una eliminatoria, que finalmente no pudo realizar por lesión. Por otro lado, llegará a este encuentro tras desarbolar en un solo episodio a un Isidro Prieto que ofreció ante Eleider Álvarez (retador obligatorio de Stevenson) una contendida pelea.

Respecto a Koelling, no es ni mucho menos tanto ni tan bueno lo que se debe destacar. A pesar de contar también con un buen bagaje amateur, trayectoria en la que llegó a ser olímpico, su paso por el boxeo de pago ha sido poco brillante, mostrando evidentes problemas, entre los cuales destaca por encima de todos una enorme falta de resolución. Por ello, sufrió para vencer a rivales en principio muy asequibles para su nivel y, finalmente, perdió su récord invicto ante Mirco Ricci. De todos modos, mucho más importante para evaluar sus posibilidades ante la élite resultó su doble enfrentamiento ante el fogueado y muy exigente Ryno Liebenberg, ante el cual sólo pudo lograr primero una inmerecida victoria y posteriormente un triunfo ajustado y algo polémico también.

Es por todo esto, y no contando con una pegada notable ni con una buena gestión de la presión, siendo su ritmo combativo realmente desidioso y su frecuencia de golpeo bajísima, que sus posibilidades de triunfo parecen realmente inexistentes. Por otro lado, su posición táctica y estratégica parece muy difícil, puesto que si opta por boxear en corta para evitar ser encerrado y destruido no podrá soportar la potencia del golpeo de Beterbiev y su gran cadencia de temibles puños curvos, mientras que en la distancia media y larga, donde probablemente trate de combatir, su técnica y su dinamismo no son lo suficientemente buenos como para neutralizar el agresivo avance de su adversario.

Sin duda, no siendo Koelling un gran conocido fuera del boxeo de su país y habiendo generado muchas dudas, cualquier actuación valerosa y con detalles de calidad hará, en su debut estadounidense, ante una estrella en auge y en un campeonato mundial, que su cotización mejore decisivamente, por lo que incluso una más que previsible derrota podría tener repercusiones positivas para él a medio y largo plazo si supera las expectativas, por bajas que estas sean. En cualquier caso, si bien cuenta con grandes bloqueos y un muy preciso uno-dos, poco margen tendrá para dejar buen boxeo ante el poderosísimo Beterbiev, que con su excelente corte de ring y su inigualable capacidad para hostigar a sus adversarios pondrá rápidamente a prueba su encaje, muy posiblemente con resultados nefastos para el alemán.

No hubo sorpresas en la báscula y ambos boxeadores se mantuvieron en el pesaje por debajo del límite del peso semipesado (79,4 kg), dando Beterbiev 79,2 kg y Koelling 79,0 kg.

La victoria de Beterbiev se paga a 1,01€, mientras que la de Koelling asciende a 15€.
Aquí se puede apostar. Condiciones especiales para los lectores de Espabox.

  • JMA

    Bueno pues siendo una medianía este Koelling, ahí está, peleando por un “mundial”.
    Su falta de pegada, unido al cuello que tiene Berteviev y sumando además la dinamita de sus puños, hace previsible un KO que a lo mejor no es ni técnico.
    Berteviev acabará en Cruceros y si hay €€€€$$$$…
    Quien sabe.