Daniel Pi
@BastionBoxeo

El campeonato mundial que disputarán en el Manchester Arena este sábado el monarca WBA del peso supermedio George Groves y el aspirante Chris Eubank Jr., que será además la primera semifinal de las World Boxing Super Series en la rama de los 76,200 kg, está despertando un enorme entusiasmo entre el público británico, por lo que Sauerland Promotions, organizadora de la velada, no ha querido ofrecer un respaldo mediocre.

Así, en el evento destacan varias peleas, como dos campeonatos británicos, Walsh-Lowe en el peso superpluma y Langford-Arnfield en el peso medio, un campeonato de Inglaterra del peso crucero, Iqbal-Vallily, y, sobre todo, un muy interesante choque pactado en el peso supermedio en el que se verán las caras el prospecto local Zach Parker (14-0, 10 KO) y el excampeón de España del peso semipesado, y coaspirante al cetro de la Unión Europea del supermedio, Adasat Rodríguez (16-6-2, 10 KO).

Que la promotora alemana tiene total confianza en el británico resulta evidente si se tiene en cuenta que éste ha sido nombrado oficialmente sustituto del torneo para el Groves-Eubank, de modo que si uno de los dos contendientes en las semifinal de las WBSS padeciese a última hora una lesión o un serio imprevisto Parker entraría directamente a participar en esa penúltima ronda del proceso eliminatorio.

Inevitablemente, no siendo todavía un nombre relevante en la categoría como el resto de sustitutos del torneo, es comprensible que alguien se pueda preguntar cuál es el motivo de que se encuentre en esa posición, más aun si tenemos en cuenta que, aunque fue un buen boxeador amateur, ganando el campeonato de Inglaterra y accediendo a la selección de dicho territorio, no alcanzó logros cruciales ni en el ámbito británico ni en el continental. La respuesta a esta pregunta se encuentra, primeramente, en su imparable avance desde su debut profesional, dejando sensacionales actuaciones y numerosos triunfos antes del límite, pero es en especial lo sucedido en septiembre de 2017 lo que marcó su destino. Entonces, en el evento del Smith-Skoglund y combatiendo ante el fogueado Luke Blackledge por el acceso al campeonato británico contra el 3º WBO Rocky Fielding, Parker logró una victoria contra pronóstico y además en el primer asalto. Por ello, y por sus grandes resultados en sesiones de sparring ante el mismo Skoglund y ante Tyrone Zeuge, respaldados por una dominadora actuación ante el duro Matingu Kindele, es por lo que Sauerland tuvo claro que podía confiar en él.

El problema fue que a continuación, siendo conscientes de su peligro, tanto el olímpico Stefan Haertel (13º IBF y WBO) como el exmonarca británico John Ryder (4º WBA), ambos sustitutos en el torneo WBSS, rechazaron pugnar contra Parker, quedándose éste inesperadamente sin adversario y viendo su promotora trastocados los planes. Llegados a este punto, quien dio un paso al frente y aceptó el reto que nadie quería ante esta promesa de 23 años fue el canario Adasat Rodríguez Rojas, que no ha rechazado oportunidades por difíciles que estas fuesen.

Aunque su valentía y tenacidad han sido sobradamente demostradas, vale la pena recordar su complicadísima trayectoria y sus meritorias actuaciones, siempre como visitante, para tener una mejor perspectiva.
Tras sus derrotas ante Pow y Ferreiro, Adasat Rodríguez se desplazó hasta La Coruña para desquitarse ante este último y coronarse campeón nacional del semipesado. Posteriormente, cuando Skoglund despuntaba como la principal promesa del boxeo escandinavo, se desplazó a Dinamarca para enfrentarse a él por el cetro de la Unión Europea, ofreciendo un gran esfuerzo a pesar de caer derrotado por nocaut técnico. De todos modos, esto no le detuvo, ni mucho menos, ya que, tras defender su cinturón de campeón de España ante Carlos Esteban, fue hasta Francia para enfrentarse a Mehdi Amar por el título UE, ajustando las cartulinas ante este boxeador que más tarde se coronaría campeón de Europa y que el próximo marzo disputará el título interino WBC ante Oleksandr Gvozdyk. Finalmente, entre victorias en el circuito nacional, sobresalen sus viajes a Estados Unidos, enfrentándose al habilidosísimo y para algunos futuro campeón mundial Caleb Plant (ahora 6º IBF), y a Alemania, para medirse al citado Haertel, contra quien perdió por la mínima.

Dicho esto, está claro lo que Sauerland pretende con este combate: poner seriamente a prueba a Parker ante un boxeador duro y con extensa experiencia ante oponentes del top 15, pareciendo más que probable que el enfrentamiento desemboque además en un duelo realmente entretenido para los espectadores.

Y es que se espera que Adasat tome la iniciativa y presione con insistencia a su oponente, un Parker que es conocido por su capacidad para establecer un control táctico pero que posee una apreciable disposición a aceptar los cruces de golpes si resulta necesario, así que es muy posible que el combate deje minutos de gran emoción. En cualquier caso, y si no se deja llevar por el entusiasmo de combatir en un escenario tan importante, lo más lógico es que Parker, que partirá como favorito, intente evitar los riesgos y utilice su buen boxeo a distancia, su control de los espacios y su astucia al contragolpe para tratar de neutralizar el avance de Rodríguez Rojas, que pondrá a prueba su capacidad de respuesta bajo presión.

Ciertamente, si Parker ha mostrado alguna brecha es en el boxeo en corta, en el que ni mucho menos es tan resuelto, por lo que si “Toro” acorta los espacios apoyado en sus buenas esquivas de cintura y lanza combinaciones de curvos podría generar dificultades y entorpecer seriamente el despliegue del local. Del mismo modo, Adasat, que es coaspirante al cetro de la Unión Europea junto a Ronny Landaeta y que llegará a este combate tras una victoria ante Paraschiveanu en junio, podría lograr buenos resultados si evitase la mano izquierda de Parker, ya que la usa con tanta destreza que no se conforma con lanzarla en jab o en curvo sino que en ocasiones se cambia a posición zurda para tirarla en potente directo. Aun así, la tarea se presenta complicadísima para el español, que tendrá en frente a un púgil sólido, con muchos recursos, que elige muy bien el momento de usar sus golpes de poder y que corrige rápidamente sus errores.

La victoria de Parker se paga a 1,08 € por euro apostado, mientras que la de Adasat a 7,00 €.
Sportium, la casa de apuestas líder en España, te permite apostar a este combate pinchando aquí. Condiciones especiales para los lectores de Espabox. ¡Suerte!

  • Abdera

    Dos asaltos ha durado…

  • BEN-HUR ( antes A.tintoreto)

    adasat siempre tiene que pelear con gente mas alta y de mucho alcance , el ingles tiene un boxeo largo , estetico y eficaz pero se confia demasiado , aveces echa la cara muy hacia delante asi que ganchos a el como un loco .
    aqui estaremos atento al combate y que gane nuestra isla española.

  • Jose Manuel Martinez

    Yo meteré algo de dinero en las apuestas por Adasat. Aunque dificil, es un pegador y puede dar una sorpresa.. la última apuesta que hice por un boxeador español (Aritz pardal), iba detrás en las apuestas y me hizo ganar dinero derrotando a Ibon Larrinaga en Bilbao. Suerte Adasat

  • Castañón

    Entiendo que en caso de perder Adasat perdería su condición de aspirante al título UE, es así?

    • Alex Martinez

      Creo k si

  • Alex Martinez

    Ardua tarea para adasat lo k es seguro k veremos un buen combate

  • Último asalto

    Pues tiene que ganar, que yo quiero ver el Landaeta vs Adasat…

    • Juantor

      Ni que decir tiene que a mi también me gustaría que ganara, me encantaría. Pero lo tiene bastante crudo ante Parker, que sin ser una maravilla sí es un boxeador complicado, que se cambia de guardia constantemente y tiene garrote. Ojalá Adasat salga con el brazo alto , no obstante. Un saludo.