Terence Crawford, actual monarca WBC y WBO del peso peso superligero, tiene el objetivo de unificar todos los títulos de dicha división antes de subir al peso wélter. Al estadounidense le tocará esperar, ya que tras la inesperada victoria del namibio Julius Indongo (21-0, 11 KO) ante Eduard Troyanovsky, Eddie Hearn ha cerrado los contratos para que Ricky Burns (41-5-1, 14 KO) sea su próximo rival, poniéndose en juego los títulos IBF y WBA el 15 de abril en el SSE Hydro de Glasgow.

El escocés, de 33 años, estaría dispuesto a enfrentarse a Crawford en Las Vegas, en caso de victoria ante Indongo, siempre que la bolsa propuesta le sea de su agrado.

6 Comentarios

    • la verdad es que con el ko que le propino a troya el africano da miedo pero creo que ricky tiene recursos para evitar algo parecido, y peleando en escocia una decision se la llevaría ricky.Pelea muy abierta a mi modo de ver.

  1. Que lentos han estados los ingleses jajajaja si amarran el título burns agarra su última gran bolsa y lo deja . Le puede salir de lujo la jugada

  2. Hace bien el africano, seguro que Troya hubiera querido una revancha, a coger la pasta en Inglaterra y a ir a noquear también claro pq Burns ya viene de un robo a un joven bielorruso…

    • Espero que el bieloruso del que hablas no sea relikh, porque ricky le gano y le gano bien, el bieloruso parecia un punching ball

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here