El tremendo golpeador Vergil Ortiz Jr. (19-0, 19 KO) consiguió con paciencia y mucha contundencia derrotar al inglés Michael McKinson (22-1, 2 KO) que aguantó nueve asaltos en el Dickies Arena de Fort Worth (Estados Unidos), en velada organizada por Golden Boy Promotions.

Ortiz, sin prisa, fue demoliendo a un valiente y resistente McKinson, que ha sido el primero en llegar a los nueve asaltos ante Ortiz. En los primeros rounds, el estadounidense fue realizando una labor de demolición, y en el octavo un golpe al cuerpo mandó a la lona por primera vez al inglés. En el noveno volvió a caer tras golpe al cuerpo, y aunque se levantó, la esquina con buen criterio sacó la toalla.
Ahora Ortiz espera una oportunidad por el mundial de Terence Crawford, presente en el recinto.

En el combate de semifondo, la estadounidense Marlen Esparza (13-1, 1 KO) retuvo sus títulos mundiales WBA y WBC mosca, al derrotar por puntos a la venezolana Eva Guzmán (19-2, 11 KO), a la que superó técnicamente y también la demostró su fortaleza y resistencia en los cambios de golpes ante la pegadora de Maracay.
Tras los diez asaltos disputados, los jueces dieron 99-91, 98-92 y 98-92 para la campeona.

Excelente combate del wélter estadounidense Blair Cobbs (16-1-1, 10 KO) que derribó en tres ocasiones al ex campeón mundial superligero Maurice Hooker (27-3-3, 18 KO) para derrotarle por puntos en diez asaltos en el peso wélter. Dominio y buen boxeo de Cobbs que recibió la decisión unánime de los jueces, 97-90, 97-90 y 96-91.

Previamente, el supermedio Bektemir Melikuziev (10-1, 8 KO) no tuvo problemas para derrotar por KOT en el tercer asalto al bosnio Sladan Janjanin (32-11, 24 KO) que cayó en tres ocasiones a la lona. El combate, pactado a ocho asaltos, vio una clara superioridad del uzbeko ante un púgil muy poco ofensivo y frágil.